Recetas

La mejor receta de salsa de almendras para acompañar tus platos

salsa de almendras

Si hay un ingrediente versátil son los frutos secos. Son perfectos para tomar solos como tentempié pero también pueden añadirse a ensaladas, convertirlos en cremas para untar o ser la base de una deliciosa salsa. Una de las salsas de frutos secos más conocida es la de almendras. Cargada de vitamina E, fósforo y magnesio, esta salsa es capaz de darle la vuelta a los platos más simples y convertirlos en verdaderas delicias. Si estás pensando en preparar salsa de almendras, sigue nuestras instrucciones para que quede perfecta.

1. Elige las almendras más adecuadas para preparar tu salsa

El secreto de una buena salsa de almendras está en la elección de las almendras. Y es que es muy importante que en nuestra elaboración no se cuele ninguna almendra amarga que pueda poner en riesgo el sabor de la salsa. Nuestras Almendras Toledanas son una opción perfecta para cocinar tranquilo. Y es que, al ser de producción propia, podemos asegurar que todas son dulces. ¡Gracias a ello tu salsa quedará perfecta!

 

2. Sigue los pasos de nuestra receta 

La salsa de almendras es una elaboración sencilla apta para todos los niveles en la cocina. Para prepararla, necesitarás:

  • 100 g de Almendras Toledanas crudas repeladas 
  • 1 cebolla de tamaño mediano
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 rebanada grande de pan, cortada en cubitos
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 250 ml de caldo vegetal, de pollo o de pescado (dependiendo del plato)
  • AOVE
  • Pimienta negra molida

¡Manos a la obra! Empieza friendo las almendras en una cazuela con un par de cucharadas de aceite de oliva. Recuerda no poner el fuego muy fuerte y mover las almendras de vez en cuando para que no se quemen. Cuando estén doradas, retíralas rápidamente del fuego. Sácalas de la cazuela con cuidado de no quemarte. Reserva. 

Utiliza el mismo aceite de las almendras para freír los trocitos de pan. Cuando veas que se doran, retiralos del cazo y ponlos junto a las almendras. Mantén el cazo a fuego bajo.

Pela y pica el ajo y añádelo al cazo. Remueve y repite la misma operación con la cebolla. Salpimenta al gusto y cocina durante 9 minutos. 

Mientras la cebolla se fríe, la mezcla de pan y almendra se habrá enfriado lo suficiente como para que puedas trabajarla. Añade una cucharadita de pimentón y machácalo todo en el mortero o en la batidora de mano. 

Pasados los 9 minutos de cocinado de la cebolla, añade al cazo la mezcla de pan, almendra y pimentón y el vino blanco. Ponlo a fuego alto durante un par de minutos y baja la intensidad. Es en este momento cuando tienes que agregar el caldo. Te recomendamos que elijas el caldo (vegetal, de pollo o pescado) que mejor combine con la receta que vayas a preparar. Cocina durante 15 minutos. Pasado este tiempo, tritura la mezcla con tu batidora de mano hasta conseguir una textura fina y, ¡deliciosa! ¡Ya lo tienes!

Utiliza esta receta de salsa de almendras para darle un toque diferente a tus recetas habituales. ¡Sorprenderás a tu familia! En nuestra página web encontrarás las mejores almendras para preparar esta sabrosa salsa. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *